Euclides Acevedo, ministro de Relaciones Exteriores, reconoció hoy que existe una “pasada de pelota” entre las gobernaciones de las provincias argentinas fronterizas con Paraguay y el gobierno federal de ese país en torno a la decisión de abrir los pasos. Señaló además que esta dilación tiene razones comerciales por parte de las autoridades del vecino país y precisó que ordenó a los cónsules paraguayos presionar para lograr la reapertura.

El pasado martes, la Argentina anunció que permitiría la apertura de sus fronteras para los ciudadanos de países limítrofes desde el próximo 1 de octubre. Sin embargo, la directora de Migraciones, Ángeles Arriola, explicó que esto depende del pedido que haga cada gobernación de las provincias al gobierno federal.

El canciller Euclides Acevedo, quien arribó hoy desde Ginebra, Suiza, conversó con ABC Cardinal sobre cómo llevará adelante las negociaciones para que efectivamente pueda concretarse la apertura de fronteras con Argentina.

“Desde Ginebra y desde Madrid me puse en contacto con los cónsules (paraguayos) para que hablen con los gobernadores y asuman el compromiso de abrir gradualmente las fronteras (...) Aquí está en juego la reanimación comercial de frontera. Sigo siendo optimista. No obstante, esta especie de ‘pasada de pelota’ entre el gobierno central y provincial es una contradicción”, dijo el canciller hoy.

En otro momento, reconoció que, al menos en el caso de Posadas, fronteriza con Encarnación, hay “razones comerciales” de los argentinos para seguir con el cierre de frontera.

“Las razones epidemiológicas han dejado de tener trascendencia (para el cierre de fronteras), a los respectivos controles de la situación. En Posadas hay razones altamente comerciales. Es cuestión de ir negociando (...) Tarde o temprano se van a tener que poner de acuerdo. Cerrar la frontera supone una mayor compra (por parte de los argentinos) en Posadas, pero el paraguayo que va también beneficiará a todos”, sostuvo Acevedo.

Presión en Ginebra

Tanto Acevedo como el ministro de Salud, Julio Borba, viajaron el fin de semana pasado a Suiza para reunirse con autoridades de la Organización Mundial de la Salud. La misión era presionar para que el mecanismo Covax envíe las vacunas que sigue debiendo al Paraguay.

El martes pasado, el MSP informó que el fallido sistema de distribución de vacunas de la OPS/OMS promete ahora enviar 486.540 dosis en octubre.

“Paraguay recibirá 486.540 dosis de las plataformas Pfizer y Sinopharm en el mes de octubre, mediante la negociación de autoridades con el Mecanismo Covax. Igualmente, ya está aprobada la asignación de 3.000.000 de dosis, con fecha de envío a confirmar por la OPS/OMS”, anunciaron desde Salud Pública.

“Acompañé al ministro de Salud, que fue mucho más duro con Covax y la OMS. La dureza educada del ministro de Salud hizo que se arrancara el compromiso (...) El ministro de Salud dijo que ellos no cumplieron, que por eso murió gente. También dijo que ‘yo no quiero promesas. Yo quiero monto y fecha’. Yo le hice dúo”, finalizó Acevedo.

Fuente. Abc Color