El presidente de la República finalmente habló en Palacio de López, donde reveló que sus prioridades son las vacunas y la provisión de insumos a los hospitales. También expuso la distribución de los US$ 1.600 millones y lo que hizo su Gobierno en 2 años y medio. Se refirió además a la coyuntura política.

Luego de 24 días sin dirigirse a la ciudadanía, Mario Abdo Benítez habló extensamente en el Palacio de López, donde desarrolló cinco temas principales, el primero, las vacunas.

“Una de las mayores inquietudes de la ciudadanía es la vacuna, mi prioridad como presidente es tener la mayor cantidad de vacunas lo antes posible para iniciar un proceso de vacunación masiva”, expresó Abdo Benítez.

En tal sentido recordó que Paraguay compró y pagó en tiempo y forma por 4.300.000 dosis de vacunas a través del mecanismo Covax, pues confió en la Organización Mundial de la Salud, para el acceso justo a los inmunológicos.

El cronograma establecido era desde febrero de este año, con volúmenes mucho mayores a los recibidos. Sin embargo, por voluntad ajena al Ejecutivo, Covax tuvo un retraso, explicó Abdo.

Otra adquisición de Paraguay fue al Fondo Ruso, del cual compró un millón de dosis de Sputnik, de las cuales recibió apenas 4.000 y por ahora no tiene fecha probable de arribo del próximo lote.

El mandatario señaló que en lo que refiere netamente a compras, nuestro país tiene aseguradas 5.300.000 dosis en total, a las cuales se suman las comprometidas en carácter de donación, 200.000 de Covaxin (100.000 llegaron ayer), que están pendientes de certificación y otras 400.000 de Qatar.

Asimismo se recibieron 20.000 de Chile y 3.000 de Emiratos Árabes Unidos. En total, 623.000 dosis de manera solidaria entre pendientes y recibidas.

Al margen de las dosis que se obtengan, Abdo citó los resultados de otros puntos del mundo, por ejemplo, Londres, que ayer tuvo cero fallecidos por Covid-19, pero después de seis meses de cuarentena en fase 1 y con un 70 % de vacunación de su población.

También nombró a Chile, que pese a ser el campeón en vacunación en la región, mantiene medidas restrictivas para mitigar la propagación del virus.

SEGUNDO PUNTO: INSUMOS EN LOS HOSPITALES

El presidente recordó que la demanda de insumos creció seis veces y que muchos de ellos no dependen de la producción local, sea porque requieren importación de materia prima o porque directamente no se fabrican aquí.

A esto le agregó la escasez a nivel internacional, lo cual necesariamente retrasa la compra, pese a que exista dinero y a que se realice el pedido.

No obstante aclaró que se están haciendo todos los esfuerzos y que parte de esta misión se la encomendó a Carmen Marín, exvice de Economía a quien designó recientemente al frente de la Unidad de Gestión, a fin de destrabar los procesos burocráticos relacionados a la compra de vacunas y coordinar lo que se requiera con todos los sectores.

Como ejemplo de estas dificultades citó el contrato de compra de 650.000 dosis de midazolam que siguen pendientes de entrega. Además contó que días atrás se envió un avión de la Fuerza Aérea Paraguaya a la Argentina para traer insumos.

TERCER PUNTO: USO DE LOS US$ 1.600 MILLONES

El jefe de Estado expuso un gráfico en el que se distribuyen los 1.600 millones de dólares. Del total: US$ 422 millones los destinaron a Salud Pública; US$ 538 millones al funcionamiento del Estado; US$ 472 millones a la protección social; US$ 107 millones al subsidio de los servicios básicos como ANDE y Essap y US$ 61 millones a Mipymes y Capitalización.

“Fuera de la compra de insumos chinos, del famoso carguero chino, no tuvimos ninguna sola denuncia de mala utilización de los US$ 1.600 millones”, recalcó Abdo Benítez.

Sobre ese caso recordó que no se recibió ningún producto porque no cumplía con el pliego de bases y condiciones. Además, destacó que se recuperó la totalidad de lo desembolsado en concepto de anticipo y se aplicó una multa de 8 millones de dólares a la empresa que incumplió.

CUARTO PUNTO: LO QUE SE HA HECHO EN DOS AÑOS Y MEDIO

En cuanto a lo realizado en dos años y medio de gestión, Abdo comenzó por la expectativa de caída económica, que inicialmente era del 3 % y que fue disminuyendo hasta que finalmente fue de sólo el 0.6 %, la más baja de toda la región que en promedio cayó un 7 % en el 2020.

“Estos son los números obtenidos, yo sé que no es consuelo para los que perdieron el trabajo, pero son los números”, afirmó.

Respecto al índice de endeudamiento, recalcó que Paraguay fue el país que menos se endeudó y que además tiene las tasas más bajas de mortalidad y letalidad del Covid en la región.

Sobre el desempleo, admitió que nuestro país tuvo un impacto importante, pero que incluso con el 7,2 % de desempleo, sigue ubicándose entre los de menor afectación en Sudamérica.

“Sabemos que hay sectores que no se han recuperado como los fronterizos, el Senado ha aprobado un subsidio y vamos a empezar la semana que viene, también otras áreas como eventos, turismo son sectores a los que todavía tenemos que dar mayor apoyo”, dijo Abdo Benítez.

Igualmente recalcó que a través del MOPC contuvieron más de 100.000 empleos en un año de crisis. Elogió también la cooperación de la industria, el comercio y el agro, que ayudaron muchísimo para los números auspiciosos.

QUINTO PUNTO: COYUNTURA POLÍTICA

Mario Abdo Benítez admitió que se le ha consultado mucho sobre la coyuntura política. “No puedo negar, soy el presidente que ha pasado mayor cantidad de juicio políticos, vamos por el segundo, respeto profundamente, es una herramienta constitucional, pero creo que el juicio se tiene que hacer como útlimo recurso, en un caso extremo, porque le puede causar daño a una nación, más en momentos de crisis”, opinó.

Indicó que la crisis sanitaria genera problemas económicos y que si a eso se suma una crisis política la situación será caótica e incontenible.

Admitió que cometió muchos errores y que probablemente los seguirá cometiendo, pero pidió disculpas por esto. “No estamos conformes con el proceso de vacunación, hubiéramos querido tener las vacunas antes y en mayor cantidad, estamos haciendo el mayor esfuerzo”, concluyó y pese a que destacó la labor de la prensa y describió a los periodistas como sus grandes aliados, se retiró sin permitir preguntas para èl, excusándose en una llamada internacional que debía atender y dejando a sus ministros a disposición para las consultas.

Fuente. Diario Hoy