Corrupción, pedidos de sobornos, coima y hasta compras irregulares de tierras son algunas de las causas por las que fueron imputados algunos de los ex presidentes del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert). El último en dejar el cargo fue Mario Vega, quien tiene una orden de detención.

Tres de los últimos presidentes que pasaron por el Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) se encuentran procesados por el Ministerio Público por la comisión de diversos hechos penales. Dos de ellos ya fueron elevados a juicio oral.

La corrupción se apoderó de una institución creada en el año 2004 con el objetivo de fomentar la integración armónica de la población campesina al desarrollo económico y social del país. Además, su función es la de promover el acceso a la tierra rural y regularizar su tenencia.

De hecho, una de las principales reivindicaciones de los campesinos a lo largo de la historia es el cumplimiento de la reforma agraria, una deuda que hasta el día de hoy no tiene solución por parte de las autoridades.

Esa situación se agrava cuando salen a luz las supuestas irregularidades vinculadas directamente con las autoridades encargadas de velar por el cumplimiento de esas finalidades. Durante los últimos años fueron imputados tres presidentes del Indert.

Mario Vega

En octubre del 2019, el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, designó a Mario Alfredo Vega Mereles al frente del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra, pese al rechazo de sindicalistas y campesinos que no aceptaban a un político al frente de la institución. Incluso, entregaron una lista que fue ignorada por el jefe de Estado.

El antecesor de Vega fue Horacio Manuel Torres Benítez, quien se vio obligado a renunciar a su cargo tras denuncias sobre supuestas coimas durante su administración.

<p>Mario Alfredo Vega Mereles fue nombrado en octubre del 2019 como presidente del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert).</p>

Mario Alfredo Vega Mereles fue nombrado en octubre del 2019 como presidente del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert).

Al momento de asumir, Vega había dicho que "no dudará en destituir a los funcionarios que incurran en casos de corrupción".

Un año después, fue imputado por lesión de confianza y se habla del cobro de una coima de USD 25.000 para concretar un acuerdo con una fundación y que se habría dado tras la intervención de la Asesoría Jurídica del Indert.

También, está procesado por cobro indebido de honorarios, tras, supuestamente, autoasignarse una bonificación que elevó su salario a más de G. 12 millones, según la investigación de la Fiscalía.

El Ministerio Público investiga dos causas penales que involucran a Vega y a otros funcionarios del Indert.

La otra tiene que ver con un supuesto pedido de dinero por parte de las autoridades de dicha institución a cambio de dar trámite para la adjudicación de inmuebles en el Chaco paraguayo, que totalizarían unas 16.000 hectáreas.

Por su parte, Mario Vega alegó que una rosca mafiosa está detrás de su destitución y que en las últimas semanas le manifestó su temor al presidente Mario Abdo.

Luis Ortigoza

Luis Ortigoza tomó la titularidad del Indert en el 2012 durante el gobierno de Federico Franco. Actualmente, soporta un proceso por la supuesta venta irregular de tierras de la Itaipú, que forman parte de la reserva del Mbaracayú y que habría ocasionado un daño patrimonial a la institución por G. 40.000 millones.

Según el Ministerio Público, las tierras fueron supuestamente vendidas por Ortigoza a través de dictámenes jurídicos inexistentes e informes técnicos falsos. Cinco de estos lotes se ubican dentro del refugio biológico y no pueden venderse.

Ortigosa también cuenta con otras causas. Entre ellas figura el caso de la compra por parte del Indert de una propiedad de 5.742 hectáreas en el Departamento de Cordillera, de la empresa San Agustín SA, por G. 60.294 millones, de los cuales el Estado solo llegó a pagar G. 46.000 millones.

El ex titular del Indert Luis Ortigoza con orden de captura.
El ex titular del Indert Luis Ortigoza con orden de captura.

La otra imputación fue por supuestamente adjudicar a un árabe un lote de 10 hectáreas, perteneciente al aeropuerto municipal de Capitán Bado, Amambay, y otra por la presunta adjudicación irregular de 13 lotes ubicados en la colonia Pablo Lagerenza, del distrito de Bahía Negra, como tercer proceso.

En agosto de este año comenzó el juicio oral por el caso San Agustín, luego de varias chicanas de todos los implicados. En la causa también están acusados Milciades Duré, Mario Echeverría, Justo Gamarra y Víctor Blanco.

Justo Cárdenas

Otro de los ex titulares de esta lista es Justo Cárdenas, quien ocupó la presidencia del Indert durante el gobierno de Horacio Cartes. Enfrenta un caso por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

<p>Ex presidente del Indert, Justo Cárdenas.</p>

Ex presidente del Indert, Justo Cárdenas.

Estuvo preso en Tacumbú desde diciembre de 2018 hasta agosto de 2019, cuando fue beneficiado con el arresto domiciliario.

Cárdenas fue diputado por Alto Paraná entre 2008 y 2013 y luego fue designado como titular del Indert.

De acuerdo con el Ministerio Público, Cárdenas no puede justificar la suma de G. 2.644 millones con sus ingresos y bienes, entre los años 2008 y 2018. Su causa fue elevada a juicio oral, pero todavía no se dio inicio al proceso.

Fuente. www.ultimahora.com.py