Martes, 24 Nov 2020

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, destacó que están analizando la posibilidad de que los estudiantes del último año de colegio puedan volver a clases de manera “experimental” para socializar, bajo un estricto protocolo. Aclaró que todo depende del análisis que se hará del resultado de esta nueva modalidad de cuarentena que se encuentra vigente, aunque admitió que se ve una importante desaceleración del aumento de casos detectados.

Mazzoleni habló esta mañana sobre los posibles nuevos protocolos que podrían aprobarse y uno de ellos es para el sector educativo. Confirmó que están analizando la posibilidad de que los estudiantes del tercer año de la media puedan asistir a clases presenciales durante el mes de noviembre, de manera experimental, con el objetivo de que socialicen antes de culminar esa etapa educativa.

Aclaró que todavía no está concretado ningún protocolo al respecto, pero es una posibilidad que se está barajando, siempre bajo el cumplimiento de estrictas normativas sanitarias.

En cuanto a las colaciones, manifestó que es probable que se puedan realizar los eventos con hasta 150 personas a finales del año, pero todo depende las evaluaciones que se irán realizando sobre el avance del coronavirus en el país.

El titular de Salud también destacó que el objetivo es que el próximo año se retomen las clases presenciales para todos, siempre y cuando el contexto de la pandemia lo permita.

En ese sentido, contó que se está viendo una desaceleración importante en el incremento de casos, pues anteriormente el aumento se veía cada 15 días, pero ahora se registra cada 30 o 40 días, lo cual es auspicioso pero no debe generar una relajación total.

Sobre ese punto, insistió en que desde Salud vieron con decepción las grandes aglomeraciones generadas durante el fin de semana, puesto que ponen en riesgo no solo la salud de la población sino también el retorno a la normalidad de las actividades económicas, sumamente afectadas por la cuarentena.

Aclaró que no desean el retorno a una cuarentena total y es muy poco improbable que se dé; sin embargo, debido al surgimiento de brotes, para algunos departamentos o ciudades se podría determinar nuevamente un cambio en los protocolos.

“Siempre barajamos el retroceso, pero con una estrategia más quirúrgica, dirigida a zonas. No está en nuestro interés. Creemos que tenemos ahora mejores herramientas. El peso del virus es el que va a cerrar un determinado sector”, manifestó.

En ese sentido, hizo énfasis en que si los factores epidemiológicos están mal, la misma ciudadanía evitará acudir a los bares, restaurantes, comercios y evitará todo tipo de actividades sociales. “Entonces, nos conviene a todos aportar lo nuestro desde el rol que toque para que se haga de manera segura el retorno”, exhortó.

Fuente. www.abc.com.py