Jueves, 06 Ago 2020

David Guetta es una auténtica celebridad en la escena de la música electrónica, ha conquistado las pistas de baile de todo el mundo y a sus 52 años sigue experimentando en una lucha constante por evolucionar y no encasillarse. Pero no solo busca el cambio en lo profesional ya que en lo personal cada vez es más consciente de la necesidad de cuidarse tras casi 20 años de carrera desenfrenada.

En 2017 comenzó a transformar su cuerpo después de una época en la que se había descuidado un poco y los resultados le hicieron perseverar. “Después de dos años sin hacer mucho he cambiado mi dieta y llevo cuatro meses entrenando y está funcionando. Puedo notar la diferencia. Es espectacular. Así que estoy feliz, es motivador ver resultados", aseguraba en julio de aquel año a Askmen.

Y es que el francés lo tenía claro. “Mi estilo de vida siempre fue saludable, pero ya no tengo 20 años. Ahora simplemente mantengo mi peso pero me estoy volviendo más musculoso y perdiendo grasa. No estoy tratando de ganar volumen, solo quiero estar más definido y fuerte. Hago entrenamiento con pesas durante de 45 minutos a una hora, cuatro veces a la semana. Luego hago cardio tres veces a la semana durante 30 minutos ya sea en bicicleta estática en casa o caminando. Y trato de nadar en Ibiza siempre que puedo", compartía sobre su rutina habitual.

Pero está claro que para obtener resultados, es imprescindible llevar una dieta acorde. “No se trata de tener hambre, se trata de comer bien. Para ello tomo proteínas, una pequeña cantidad de carbohidratos tres veces al día, muchas verduras, fruta tres veces al día y absolutamente nada de azúcar. También incorporo a mi dieta muchas grasas saludables de alimentos como aguacate, nueces, salmón, lubina. Y todo con aceite de oliva”, explicaba el francés, que tres años después de iniciar su transformación ha logrado su objetivo: estar fuerte y definido.

 

El suicidio de Avicii

Pero no solo en el plano físico ha experimentado cambios ya que también comenzó a preocuparse más por su salud mental a raíz del suicidio de su compañero de profesión, el dj sueco Avicii. "Todos nos quedamos de piedra con la noticia y me obligó a tomar algunas decisiones muy importantes en mi vida. Pude ver la depresión venir hacia mi. Y yo soy una persona feliz, nunca había tenido tendencia a sufrir depresión, pero me di cuenta de que tenía que reorganizar mi vida para permanecer mentalmente sano", explicaba poco después del suceso en una entrevista para The Sunday Times.

"Recuerdo que en alguna que otra ocasión Avicii me comentaba el número de conciertos al que se había comprometido, y pensaba: 'Esto es horrible, es una tortura'. Pero también sé que muchas veces es muy complicado decir que no, porque no quieres desaprovechar buenas oportunidades para tu carrera. Pero si sigues diciendo que sí y no paras, al final te acaba pasando factura", concluye David Guetta.

Fuente. As.com