Las estrellas del pop Lady Gaga y Jennifer Lopez cantarán en la toma de posesión de Joe Biden el 20 de enero en Washington. El evento será diferente, marcado por el covid-19 y por el asalto al Capitolio llevado a cabo por una turba de seguidores del presidente saliente, Donald Trump.

Lady Gaga cantará el himno nacional estadounidense desde las escalinatas del Capitolio, luego Jennifer López realizará una “actuación musical”, dijo el comité organizador del evento. Ambas artistas habían apoyado a Biden durante su campaña.

Lady Gaga, a quien el presidente electo llama “gran amiga”, ya había actuado en su último gran mitin, y cuando era vicepresidente de Barack Obama trabajaron juntos en una campaña contra el acoso sexual.

La ceremonia de toma de posesión del demócrata será diferente a cualquier otra. Tanto los organizadores como la alcaldesa de la capital han pedido a los estadounidenses que no salgan a la calle y que la sigan virtualmente desde casa, ya que el país sufre el pico más alto de la pandemia.

Se instalará un “campo de banderas” en la parte del “Mall”, la inmensa explanada situada frente al Congreso donde se levantan museos y monumentos oficiales de Washington.

Esas banderas representarán a “los ciudadanos estadounidenses” que no puedan presenciar el acto en vivo, especificó el equipo de Biden.

La ceremonia de inauguración se realizará en un clima de extrema tensión, provocado por el asalto al Capitolio protagonizado por partidarios de Trump el 6 de enero para protestar por la certificación de la victoria del demócrata.

La seguridad se ha reforzado significativamente en la ciudad y el Pentágono autorizó el despliegue de hasta 20.000 efectivos de la Guardia Nacional.

Tras la ceremonia, Biden irá inmediatamente al Cementerio Nacional de Arlington con tres de sus predecesores: Barack Obama, Bill Clinton y George W. Bush, para depositar una ofrenda floral en la tumba del soldado desconocido y hacer una llamada a la unidad.

Tom Hanks en el programa especial

Por la noche, el actor Tom Hanks presentará un programa especial que será transmitido por los principales canales estadounidenses y que contará con la presencia de varios artistas, como Justin Timberlake.

Aretha Franklin cantó en la primera ceremonia de inauguración de Obama, así como Bruce Springsteen, U2, Shakira o Stevie Wonder. Cuatro años después, para su reelección, Beyoncé cantó el himno nacional.

En 2017, Trump tuvo que contentarse con artistas de menos renombre, ya que el republicano no despierta muchas simpatías en el mundo del entretenimiento. El presidente saliente dijo que no asistirá a la ceremonia el 20 de enero, informó AFP.

Fuente. www.lanacion.com.py