Domingo, 25 Oct 2020
AC/DC vuelve con la formación deseada y lanza la potente ‘Shot in the Dark'

El vocalista Brian Johnson regresa al grupo, que ofrece una canción de adelanto de su álbum ‘Power Up’, a la venta 13 de noviembre.

No están ni Bon Scott ni Malcolm Young, pero los demás constituyen la formación clásica de AC/DC: Brian Johnson (Inglaterra, 73 años) a la voz, Cliff Williams (Inglaterra, 70 años) al bajo, Phil Rudd (Australia, 66) a la batería, Stevie Young (Escocia, 63) a la guitarra y, el jefe, Angus Young (Escocia, 65), a la guitarra solista. Es la mejor alineación posible del grupo, la que grabó Back In Black, el álbum de rock más vendido de todos los tiempos. Solo falta Malcolm Young, fallecido en 2017, al que sustituye su sobrino, Stevie Young. El cantante Bon Scott murió en 1980.

AC/DC está de vuelta, justo cuando el mundo más los necesita. Seguramente es la banda de rock más querida, esa que logra congregar a abuelos con nietos, unos clásicos que garantizan agotar las entradas de los estadios en horas. Cuando empezaron, a mediados de los setenta, escuchaban a los australianos los malotes; hoy, se disfrutan en familia.

La nueva canción se llama Shot in the Dark (curiosamente Ozzy Osbourne tiene otro tema que se titula igual) y es todo lo bueno que se puede esperar del grupo, una pieza con las claves de su música: un juguetón riff de guitarra inicial, el golpeo rítmico de bajo/batería, la voz estrangulada de Brian Johnson, un estribillo adherente y el nervioso solo de guitarra de Angus Young. La fórmula AC/DC de siempre. Para que cambiar si funciona. “Estoy harto de la gente que dice que nuestros once discos suenan exactamente igual. En realidad, son 12 los discos que suenan exactamente igual”, dijo con ironía Young hace unos años, cuando la banda llegó a esa cifra. Ahora editarán su álbum de estudio número 17, donde, efectivamente, no exhiben grandes cambios estilísticos.

AC/DC no publicaba disco desde hace seis años, cuando sacó a la venta Rock or Bust, en 2014. La canción Shot in the Dark se incluye en un álbum llamado Power Up, que estará en todas las plataformas y en las tiendas el 13 de noviembre. “Este trabajo es un homenaje a mi hermano Malcolm, al igual que Back In Black estaba dedicado a Bon Scott”, ha dicho Angus Young.

La reunión no ha sido sencilla. El objetivo principal era recuperar a Brian Johnson, que dejó la música en 2016 por problemas auditivos. “Estoy destrozado por esto más de lo que nadie pudiera imaginar. La experiencia emocional que siento ahora es peor que cualquier cosa que haya sentido en mi vida antes”, dijo en un comunicado el cantante cuando se retiró. Pero AC/DC no paró. Angus Young sorprendió y enfadó a partes iguales a los seguidores cuando decidió sustituir a Johnson por Axl Rose, polémico líder de Guns 'N Roses.

La gira continuó aunque no pocos fans devolvieron las entradas ya que no les convencía ver a su grupo favorito con Rose al frente. Los conciertos no fueron tan desastrosos como se preveía y la etapa Axl Rose con AC/DC se salvó. Captado el mensaje, Angus Young se puso a trabajar en recuperar a los miembros más queridos. Johnson fue el primero, una vez superados sus problemas de oído. Phil Rudd fue el siguiente. El batería pasó una época de arresto domiciliario por tenencia de drogas y acusado de contratar a unos sicarios para perpetrar un asesinato. Así de turbia era la vida de Rudd. Desintoxicado y absuelto del caso de amenazas de muerte, Rudd parece en condiciones de coger de nuevo las baquetas. Quedaba Cliff Williams. El bajista decidió retirarse “para llevar una vida más tranquilla” al final de la gira de Rock o Bust, en 2016. También argumentó: “La banda ha sufrido muchos cambios durante los últimos años”. Pero la llamada de Angus Young le ha convencido.

El objetivo después de lanzar Power Up el 13 de noviembre es salir de gira cuando la pandemia lo permita, con más posibilidades de ser en 2022 que en 2021. Los especialistas en los australianos anuncian que esta sí, sería la última oportunidad de ver al grupo en directo.

Fuente. El Pais

AC/DC vuelve con la formación deseada y lanza la potente ‘Shot in the Dark'
Watch the video

El vocalista Brian Johnson regresa al grupo, que ofrece una canción de adelanto de su álbum ‘Power Up’, a la venta 13 de noviembre.

No están ni Bon Scott ni Malcolm Young, pero los demás constituyen la formación clásica de AC/DC: Brian Johnson (Inglaterra, 73 años) a la voz, Cliff Williams (Inglaterra, 70 años) al bajo, Phil Rudd (Australia, 66) a la batería, Stevie Young (Escocia, 63) a la guitarra y, el jefe, Angus Young (Escocia, 65), a la guitarra solista. Es la mejor alineación posible del grupo, la que grabó Back In Black, el álbum de rock más vendido de todos los tiempos. Solo falta Malcolm Young, fallecido en 2017, al que sustituye su sobrino, Stevie Young. El cantante Bon Scott murió en 1980.

AC/DC está de vuelta, justo cuando el mundo más los necesita. Seguramente es la banda de rock más querida, esa que logra congregar a abuelos con nietos, unos clásicos que garantizan agotar las entradas de los estadios en horas. Cuando empezaron, a mediados de los setenta, escuchaban a los australianos los malotes; hoy, se disfrutan en familia.

La nueva canción se llama Shot in the Dark (curiosamente Ozzy Osbourne tiene otro tema que se titula igual) y es todo lo bueno que se puede esperar del grupo, una pieza con las claves de su música: un juguetón riff de guitarra inicial, el golpeo rítmico de bajo/batería, la voz estrangulada de Brian Johnson, un estribillo adherente y el nervioso solo de guitarra de Angus Young. La fórmula AC/DC de siempre. Para que cambiar si funciona. “Estoy harto de la gente que dice que nuestros once discos suenan exactamente igual. En realidad, son 12 los discos que suenan exactamente igual”, dijo con ironía Young hace unos años, cuando la banda llegó a esa cifra. Ahora editarán su álbum de estudio número 17, donde, efectivamente, no exhiben grandes cambios estilísticos.

AC/DC no publicaba disco desde hace seis años, cuando sacó a la venta Rock or Bust, en 2014. La canción Shot in the Dark se incluye en un álbum llamado Power Up, que estará en todas las plataformas y en las tiendas el 13 de noviembre. “Este trabajo es un homenaje a mi hermano Malcolm, al igual que Back In Black estaba dedicado a Bon Scott”, ha dicho Angus Young.

La reunión no ha sido sencilla. El objetivo principal era recuperar a Brian Johnson, que dejó la música en 2016 por problemas auditivos. “Estoy destrozado por esto más de lo que nadie pudiera imaginar. La experiencia emocional que siento ahora es peor que cualquier cosa que haya sentido en mi vida antes”, dijo en un comunicado el cantante cuando se retiró. Pero AC/DC no paró. Angus Young sorprendió y enfadó a partes iguales a los seguidores cuando decidió sustituir a Johnson por Axl Rose, polémico líder de Guns 'N Roses.

La gira continuó aunque no pocos fans devolvieron las entradas ya que no les convencía ver a su grupo favorito con Rose al frente. Los conciertos no fueron tan desastrosos como se preveía y la etapa Axl Rose con AC/DC se salvó. Captado el mensaje, Angus Young se puso a trabajar en recuperar a los miembros más queridos. Johnson fue el primero, una vez superados sus problemas de oído. Phil Rudd fue el siguiente. El batería pasó una época de arresto domiciliario por tenencia de drogas y acusado de contratar a unos sicarios para perpetrar un asesinato. Así de turbia era la vida de Rudd. Desintoxicado y absuelto del caso de amenazas de muerte, Rudd parece en condiciones de coger de nuevo las baquetas. Quedaba Cliff Williams. El bajista decidió retirarse “para llevar una vida más tranquilla” al final de la gira de Rock o Bust, en 2016. También argumentó: “La banda ha sufrido muchos cambios durante los últimos años”. Pero la llamada de Angus Young le ha convencido.

El objetivo después de lanzar Power Up el 13 de noviembre es salir de gira cuando la pandemia lo permita, con más posibilidades de ser en 2022 que en 2021. Los especialistas en los australianos anuncian que esta sí, sería la última oportunidad de ver al grupo en directo.

Fuente. El Pais