Jueves, 06 Ago 2020

Hoy se cumplen 18 años que Olimpia levantó su tercera Copa Libertadores y que se dio días después de haber cumplido 100 años de una gloriosa vida institucional.

El 31 de julio pero de 2002, el Decano volvía a dejar bien en alto al fútbol paraguayo al conquistar el estadio Pacaembú, de São Paulo, donde el São Caetano ofició de local. Con el resultado de ida desfavorable (0-1), la hazaña se concretó desde los penales en la revancha.

El conjunto dirigido técnicamente por Nery Pumpido, y dirigencialmente por Osvaldo Domínguez Dibb, volvió a demostrar su estirpe copera en Brasil ya que se había ido al descanso con el 1-0 a cargo de Aílton. En el complemento, la historia tuvo un giro rotundo en 10 minutos: Gastó Córdoba igualó a los 49′ y Richard Báez, el día en que cumplía 29 años, clavó el segundo a los 59′.

Desde los 12 pasos, el local malogró el tercer y cuarto penal mientras que el Decano fue efectivo y liquidó la serie con el tiro de Mauro Caballero. El 4-2 a través de esta vía le significó al Franjeado volver a tocar el cielo y le otorgó un lugar en la Copa Intercontinental ante el Real Madrid.

El onceno de Pumpido fue conformado de la siguiente manera: Ricardo Tavarelli; Néstor Isasi, Nelson Zelaya, Julio César Cáceres, Henrique Da Silva; Sergio Orteman, Julio Enciso, Víctor Quintana, Gastón Córdoba; Richard Báez y Miguel Benítez. Ingresaron Mauro Caballero, Juan Franco y Rodrigo López.

Fuente. Abc Color