Sábado, 04 Jul 2020

Liverpool inició este lunes una nueva semana de entrenamientos, pero en la previa de la sesión matutina en Anfield, el plantel dejó un mensaje contra el racismo y homenajeó a George Floyd, el afroamericano asesinado por un policía de Minneapolis el 25 de mayo. La muerte generó decenas de protestas y manifestaciones en varias ciudades de Estados Unidos, obligando al presidente Donald Trump al aislamiento en la Casa Blanca, que apagó las luces de la fachada delantera.

El plantel de Klopp, que está cerca de conquistar la Premier League por primera vez, se arrodilló en medio del campo. Los futbolistas publicaron la fotografía en sus respectivas redes sociales con el hashtag #BlackLivesMatter (la vida negra también importa). El gesto fue popular desde que Colin Kaepernick, de los San Francisco 49ers de la NFL, clavó la rodilla contra el suelo y bajo la cabeza en 2016 durante el himno estadounidense como señal de protesta a los abusos raciales.

Fuente. Abc Color