“Vamos a dar apoyo para abrir (el puente) en el momento oportuno, para reactivar la economía de la región. Inclusive, si fuese necesario, en el área de salud”, dijo Chico Brasileiro a radio Cultura de Foz de Yguazú.

Las autoridades de Brasil y Paraguay iniciarán conversación en torno a la viabilidad de la reapertura del Puente de la Amistad, que conecta ambos países. En los próximos días, los gobernadores Roberto González Vaesken (de Alto Paraná) y Ratinho Junio (del estado brasileño de Paraná) y los jefes municipales Miguel Prieto (Ciudad del Este) y Chico Brasileiro (Foz de Yguazú) se reunirán vía videoconferencia para tratar el desbloqueo de la frontera.

“Vamos a iniciar las tratativas y ponernos a disposición con apoyo que podemos ofrecer en esta retomada. Queremos pasar seguridad a los paraguayos”, expresó el jefe comunal de Foz de Yguazú en la entrevista radial.

“Queremos una retomada responsable y ayudar a Paraguay si necesitare, en el área de la salud, entre otras medidas. Tanto la Prefeitura de Foz de Yguazú como el Gobierno de Paraná estamos a disposición en el diálogo y buscaremos una solución en conjunto”, reiteró Chico Brasileiro.

Gremios empresariales de Foz de Yguazú habían propuesto una “reapertura inteligente” del puente con controles sanitarios en ambos accesos de la frontera y con pruebas aleatorias del COVID-19 a los ciudadanos en tránsito.

Los pobladores de Foz de Yguazú se habían manifestado para pedir el desbloqueo de la frontera a fin de volver a sus actividades laborales.

Según los datos, unos 24 mil brasileños tienen dependencia laboral del comercio de Ciudad del Este. Se trata de auxiliares de compra, mototaxistas, transportistas (taxis y furgones) y empleados de comercios. Además, trabajadores de oficinas, de estaciones de servicios, de hoteles, restaurantes y vendedores ambulantes.

Fuente. Abc Color