Los concejales municipales dejaron sin quórum la sesión convocada la mañana de este viernes y se dilata el estudio del pedido de los transportistas de aumentar el pasaje de G. 3.000 a G. 4.500. Los empresarios del transporte público -como medida de presión- se declararon en paro y miles de usuarios se quedaron sin movilidad.

Solo los concejales María Portillo (PLRA), Teodora Mercado (PLRA), Carlos Contreras Mancuello (PLRA), Neri Chávez (ANR) y Celso Miranda “Kelembu” (ANR) se presentaron en la sala de sesiones.

Por su parte, Perla Rodríguez de Cabral (ANR), Alejandro Zacarías (ANR), Miguel Coronel (ANR), Lilian González de Aguinagalde (ANR), Juan Ángel Núñez (ANR), Javier Bernal (PLRA) y Herminio Corvalán (Tekojoja) se ausentaron en la reunión semanal.

En la fecha estaba previsto el estudio de un pedido de aumento de la tarifa del pasaje del transporte público urbano. Nelson Rojas, presidente de la Asetrapace (Asociación de Empresas de Transporte de Pasajeros de Ciudad del Este), sostuvo que a raíz de la suba del precio del combustible y del costo operativo de los buses es necesario reajustar la tarifa del pasaje.

Los transportistas plantean aumentar a G. 4.500 el pasaje, que sería un incremento del 50% sobre la tarifa actual. Rojas indicó que el combustible es más caro en Ciudad del Este en comparación con la Capital y que tampoco reciben subsidio del Gobierno.

Los empresarios del transporte mantienen a estas horas una reunión privada con los concejales sobre el pedido de reajuste del pasaje.

El servicio de transporte público en la zona este es bastante cuestionado, ya que la tarifa es más alta en comparación con Asunción. Además, la mayoría de los buses se encuentran en condiciones deplorables y las empresas no cumplen el itinerario ni la frecuencia establecidos en los contratos.

Las empresas del servicio interurbano de Ciudad del Este-Hernandarias y de Minga Guazú-Ciudad del Este también se sumaron al paro. A raíz de la medida de fuerza, miles de usuarios se quedaron sin movilidad para acudir al puesto de trabajo y otros destinos. Algunos se ingeniaron mediante aventones, mientras que otros se quedaron en su domicilio.

Fuente. Abc Color