La Municipalidad esteña desvinculó a 95 funcionarios de diferentes reparticiones como una medida de racionalización y optimización de los recursos humanos. Actualmente la Comuna se queda con 2.200 asalariados.

“Estamos haciendo una racionalización y optimización de los recursos humanos. Hay sectores donde pueden funcionar bien con menos cantidad de funcionarios”, dijo a nuestra redacción Vidal Vázquez, director de Recursos Humanos de la Comuna.

Inicialmente las desvinculaciones afectaron a 95 funcionarios, pero en las próximas semanas podría haber más despidos. “Seguimos haciendo la evaluación con los directores para tomar la decisión”, mencionó el titular de la oficina de RRHH, al tiempo de comentar que se tiene en cuenta el desempeño de cada funcionario.

Según Vázquez, la reducción del personal municipal tiene el propósito de disminuir los gastos corrientes a fin de asegurar la inversión en obras.

El viernes pasado, la Junta Municipal aprobó una ampliación presupuestaria de G. 26.639 millones, de los cuales G. 23.572 millones fueron direccionados a gastos por servicios personales.

Vázquez aseguró que el dinero ampliado no será usado para la contratación de nuevos funcionarios. Explicó que la millonaria suma servirá para pagar indemnizaciones judiciales a favor de ex funcionarios y para garantizar el presupuesto hasta fin de año para el actual plantel.

Fuente. Abc Color