El intendente de esta ciudad fronteriza con nuestro país, Francisco Lacerda, anunció anoche que exigirán el resultado de test PCR negativo (realizado 72 horas antes) a conductores de vehículos con chapas paraguayas. Anunciaron controles preventivos dentro del municipio fronterizo.

La medida entrará en vigencia desde el sábado luego de una reunión que mantendrá este viernes una comitiva municipal de Foz de Yguazú con autoridades de la Décima Región Sanitaria (Alto Paraná).

Las barreras serán realizadas por Foztrans y la Policía Municipal en puntos estratégicos de la ciudad donde exigirán a los conductores extranjeros el hisopado negativo. “Los conductores y pasajeros que sean extranjeros deberán presentar una prueba de PCR negativa. Mañana tendremos una reunión para hablar con las autoridades de Paraguay”, detalló el intendente.

Otra acción que pretenden implementar es la restricción de trasladar pacientes en ambulancias desde nuestro país sin que tengan un espacio reservado en hospitales públicos o privados.

“No estamos impidiendo este transporte, estamos regulando para que no exista esa desorganización y ese riesgo para el paciente de no ser atendido por falta de espacio. Solo ayer tuvimos dos casos de pacientes que llegaron a Foz sin que tengamos lugares”, finalizó Lacerda.

Estas medidas fueron establecidas tras el colapso de camas de UTI en el Hospital Municipal que atiende a pacientes con COVID-19 en Foz de Yguazú. Sostienen que más del 30% de pacientes provienen de nuestro país.

Fuente. Abc Color